La Plata, Bs As.
Sábado, 30 mayo 2020
Revista Num. 883
Leonardo Nardini, Néstor Grindetti, Mariano Cascallares y Gustavo Posse cuentan su experiencia personal en la lucha contra el COVID-19. Los cuidados, el contacto con los familia...
Ver Revista
Revista COMO VIVEN LA PANDEMIA
Descarga la App desde Google Play Descarga la App desde App Store

Revista Num. 883
Ver Revista
02/04
SEPTIMO ARTE

El conjuro III y su costado más policial

La historia sobre posesiones, brujerías e investigaciones se basará en un caso real que sentó un precedente judicial en la historia de Estados Unidos

El conjuro III y su costado más policial
La saga protagonizada por el matrimonio Warren volverá con una nueva aventura que llegará el próximo doce de septiembre a los cines de todo el mundo.

Para esta vez, las circunstancias los tendrán más que ocupados en una nueva historia real basada en la vida de Arné Cheyenne Johnson y su proceso judicial en el que, por primera vez, se utilizó la figura de posesión demoníaca en la defensa penal durante un juicio breve. 

A diferencia de sus antecesoras, el filme será más cotidiano según afirmó su guionista  David Leslie Johnson-McGoldrick mediante un posteo en su cuenta de Twitter: “Será completamente diferente a las primeras dos. La franquicia se extenderá mucho más allá de la temática de la casa embrujada”.

El caso real:

La historia sucede en 1980,  se centra en David Glatzel de once años que vivía con su familia en Brookfield, Connecticut. Durante las noches el niño vivía situaciones paranormales cuando espectros y espíritus se aparecían por las noches con mensajes oscuros y siniestros, para luego comenzar a verlos cuando era de día y estaba despierto. Los padres contrataron a Los Warren que confirmaron que el jovencito estaba poseso por 16 demonios. 

En este contexto, su hermana adolescente Debbie le pidió a su prometido llamado Arné que se quedara en la casa porque temía por lo que estaba sucediendo, aceptó la invitación y se rió de la situación. Es más, invitó a los demonios a que se metieran en su cuerpo y solo se divertía con este momento tan especial. El tiempo pasó, la pareja se mudó a un departamento y fue ahí donde el chico de las bromas, fue poseido y asesinó a un amigo. En ese entonces, debió cumplir cinco años en la cárcel. 

COMENTARIOS
  • Genéricos
OTRAS NOTICIAS
Logo
s