La Plata, Bs As.
Sábado, 30 mayo 2020
Revista Num. 883
Leonardo Nardini, Néstor Grindetti, Mariano Cascallares y Gustavo Posse cuentan su experiencia personal en la lucha contra el COVID-19. Los cuidados, el contacto con los familia...
Ver Revista
Revista COMO VIVEN LA PANDEMIA
Descarga la App desde Google Play Descarga la App desde App Store

Revista Num. 883
Ver Revista
05/04
EN ARGENTINA

Las polémicas recomendaciones de Florencia Kirchner

Instalada en el paìs, la cineasta publica sus gustos literarios en Instagram y siempre da para hablar

Las polémicas recomendaciones de Florencia Kirchner
Durante un año, la hija menor de Cristina Fernàndez y Nèstor Kirchner, Florencia, estuvo internada por un grave cuadro clìnico en La Habana, Cuba. En este marco, su familia viajò a visitarla a menudo como tambièn su excompañero Camilo Vaca Narvaja que es padre de su hija Helena. 

De forma reciente, la artista audiovisual fue dada de alta, regresò al paìs junto a su madre y ya està instalada en su departamento de soltera con su heredera. En este contexto, reabriò su cuenta de Instagram, suele publicar textos propios como tambièn otros de sus autores preferidos e interactuar con  doscientos mil seguidores. 

En el presente, la joven publicò una serie de relatos de Saccomano y Garcìa Lago , tambièn los comentò y despertò la atenciòn  cuando cerrò el posteo con una polèmica frase "“Es la cosa esa con la que me catalogaron de la que no está bien. Es también la fobia que me nació ese día, cuando visité la casa de un portador de armas para matarme”.

Vale mencionar que tras el perìodo en Cuba, la muchacha precisò de la ayuda colectiva de los profesionales que supieron atenderla y de su mamà para comenzar a concientizarse sobre su vuelta al paìs. En su momento, Cristina dijo "Pero ya se sabe, nada es tan sencillo. Por eso Flor me pidió que la venga a buscar para ayudarla. Sentía que sola no iba a poder".
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Estos son unos de los microrrelatos que más me gustan de “Los que vienen de la noche” libro de @garcialaofernanda y Guillermo Saccomanno. Cuando lo agarro me confundo, no sé si estoy en la poesía, el aforismo o la pura ficción. Y eso lo hace más hermoso todavía. Estamos todos a distancia. La distancia para mí siempre fue algo que venía bailándome al lado de las piernas. Desde ese día que me empujaron contra el vidrio, me deformaron las facciones y lo empapé en respiración porque mi cuerpo estaba vivo, y eso, solo de mí se sabía que estaba viva. Viví en dos países diferentes además de mi natal, en esos dos se me murió alguien a distancia. Las dos veces. En esos dos experimenté un quererte y no poderte. Pensé en dos camas, pensé en tres. Acá también. Aullé por alguien con diecinueve años y tuve que escribir en un vuelo de madrugada al sur, que ver el espectáculo de volar sin el cuerpo al que le invento la letra R, no me parecía agradable. Quiero tatuarlas o rayarlas, a las paredes. Como hago en el papel. Pintarles frases de la Pizarnik. Tenés el cuarto propio. No tenés hambre ni que torturarte. Así que cállate. Hay una luna gótica. Es la cosa esa con la que me catalogaron de la que no está bien. Es también la fobia que me nació ese día, cuando visité la casa de un portador de armas para matarme. Te soy apetito y angustia; distancia. Escribo de corrido en un teléfono. Y esto no pertenece a nada. Esto es mi verborragia.

Una publicación compartida de Florencia Kirchner (@florenciakf) el

COMENTARIOS
  • Genéricos
OTRAS NOTICIAS
Logo
s