La Plata, Bs As.
Viernes, 10 julio 2020
Revista Num. 889
La tregua obligada por la pandemia se rompió y las diferencias volvieron con fuerza en las últimas semanas. Vicentin, el espionaje macrista y el asesinato de Fabián Gutiérrez, e...
Ver Revista
Revista LA GRIETA SE PROFUNDIZA
Descarga la App desde Google Play Descarga la App desde App Store

Revista Num. 889
Ver Revista
29/05
PROFUNDO DOLOR

Conmovedor posteo de Gastón Recondo por la muerte de su padre

El periodista despidió a Gastón Fermín con una tierna foto juntos y profundas palabras de agradecimiento

Conmovedor posteo de Gastón Recondo por la muerte de su padre
Por estas horas Gastón Recondo atraviesa un duro momento. Y es que Gastón Fermín, su papá, falleció ayer a los 74 años. Por eso él decidió despedirlo a través de las redes sociales mediante un desgarrador posteo.

Junto a una tierna foto que los muestra hace unos años atrás muy sonrientes, Gastón contó cómo era su papá: "Su corazón dijo ‘basta’. Ayer, 10 días después de cumplir 74 años, falleció mi papá. Fue el tercero de 6 hermanos. Siempre pendiente de todos ellos. Fue padre de un único hijo. Me dio su nombre además de su apellido y me selló con su ADN para que toda la vida me dijeran 'sos igual a tu viejo'. Siempre sentí orgullo de esa frase. No fue perfecto, ¿acaso quién lo es?".

Luego recordó: "Me enseñó a andar en bici sin rueditas, a andar a caballo, a reírme con Les Luthiers y a sentir a Los Chalchaleros. Gracias a un juego que hacíamos cuando era chico aprendí casi todas las calles de Buenos Aires. Me llevaba a la cancha a ver fútbol cuando lo que a él le gustaba era el rugby. Claro que también me llevó a los inolvidables partidos con los All Blacks en 1985. Su camiseta fue la de Curupaytí. Me enseñó a manejar, a sentarme en la mesa, a disfrutar de las mollejas. Me enseñó que en la vida las cosas que se hacen con el corazón no tienen por qué ser contadas; un par de amigos míos saben que es así (fueron testigos de su ‘costumbre’)".

También contó cómo fueron los últimos momentos junto a él: "Fue un abuelo espectacular que mereció las lágrimas de sus nietos anoche. Me faltó llevarte por última vez a oler el mar, papi. Intenté darte todos los abrazos que pude hasta que no nos dejaron más. Te dije 'TE QUIERO' sistemáticamente para que te entrara en la cabeza que estaba todo bien. Acá abajo te lloramos, pero allá arriba Fernán estará feliz de volver a encontrarse con vos. Y te lloramos con ganas, tu familia, tus excompañeros de trabajo y tantos anónimos".

Antes de cerrar, el periodista expresó: "Me queda la tranquilidad de saber que ya no sufrís más. Y me queda el orgullo de llevar tu nombre y tu apellido. Te amo, pa. Recemos juntos, aunque sea por última vez, tu oración preferida. 'Señor, dame serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo cambiar  sabiduría para reconocer la diferencia'. Descansá en paz. Te lo merecés. Y gracias por todo".
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Su corazón dijo ‘basta’. Ayer, 10 días después de cumplir 74 años, falleció mi papá. Fue el tercero de 6 hermanos. Siempre pendiente de todos ellos. Fue padre de un único hijo. Me dio su nombre además de su apellido y me selló con su ADN para que toda la vida me dijeran “sos igual a tu viejo!”. Siempre sentí orgullo de esa frase. No fue Perfecto, acaso quién lo es? Me enseñó a andar en bici sin rueditas, a andar a caballo, a reírme con Les Luthiers y a sentir a Los Chalchaleros. Gracias a un juego que hacíamos cuando era chico aprendí casi todas las calles de Buenos Aires. Me llevaba a la cancha a ver fútbol cuando lo que a él le gustaba era el rugby. Claro que también me llevó a los inolvidables partidos con los All Blacks en 1985. Su camiseta fue la de Curupaytí. Me enseñó a manejar, a sentarme en la mesa, a disfrutar de las mollejas. Me enseñó que en la vida las cosas que se hacen con el corazón no tienen por qué ser contadas; un par de amigos míos saben que es así (fueron testigos de su ‘costumbre’). Fue un abuelo espectacular que mereció las lágrimas de sus nietos de anoche. Me faltó llevarte por última vez a oler el Mar, papi. Intenté darte todos los abrazos que pude hasta que no nos dejaron más. Te dije “TE QUIERO” sistemáticamente para que te entrara en la cabeza que estaba todo bien. Acá abajo te lloramos, pero allá arriba Fernán estará feliz de volver a encontrarse con vos. Y te lloramos con ganas, tu familia, tus ex compañeros de trabajo (que cada tanto aparecen en mi vida y me dicen “tu viejo fue un tipazo conmigo, si podes mandale un saludo de mi parte”, y yo no sé quiénes son pero sí sé quién fue mi papá) y tantos anónimos. Te voy a extrañar mucho. Me queda la tranquilidad de saber que ya no sufrís más. Y me queda el orgullo de llevar tu nombre y tu apellido. Te amo, pa. Recemos juntos, aunque sea por última vez, tu oración preferida. ‘Señor, dame SERENIDAD para aceptar las cosas que no puedo cambiar, VALOR para cambiar las cosas que puedo cambiar y SABIDURÍA para reconocer la diferencia’. Descansá en paz. Te lo merecés. Y gracias por todo. #GastonFerminRecondo 1946-2020 #Papa

Una publicación compartida de Recondo Gaston (@gaston.recondo) el

COMENTARIOS
  • Genéricos
OTRAS NOTICIAS
Logo
s