La Plata, Bs As.
Jueves, 19 septiembre 2019
Revista Num. 849
El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, tiene como prioridad estabilizar las finanzas y garantizar que Macri llegue al 10 de diciembre. Mientras, en la Provincia esperan los fo...
Ver Revista
Revista DE QUE LADO ESTAS

Revista Num. 849
Ver Revista
25/08
ESCENARIOS
Los intendentes dejaron solo a Macri
La crisis después de las PASO dejó a un Jefe de Estado más solo que nunca. Los intendentes, que hasta el momento copiaban sus decisiones como mandamientos de Cambiemos, no pueden, aunque quisieran, soltar recursos propios para mejorar las medidas nacionales. La búsqueda de la separación electoral y los problemas en las propias arcas.
Los intendentes dejaron solo a Macri
Dos semanas pasaron de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que dieron un importante golpe a la exalianza Cambiemos devenida a Juntos por el Cambio. El escenario nacional, y bonaerense, arrojaron horizontes de eventuales derrotas y pérdidas de gobiernos. Claro, siempre que se repitan los números. En ese sentido, los 69 distritos alineados con la conducción de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal no escapan a la peligrosa ecuación.

Como si fueran poco los 15 y 17 puntos de desventaja en las urnas del 11 de agosto, al día siguiente el Jefe de Estado optó por expresar su malestar en la economía y se sospecha que dejó escapar al dólar en represalia por el resultado. Al menos así lo aseguró el economista Martín Redrado.

En definitiva, la moneda norteamericana se disparó a 60 pesos y en unas pocas horas la moneda nacional se devaluó en un 30 por ciento. En ese momento, fue el propio Macri quien acusó al electorado de producir la corrida cambiaria y la incertidumbre del mercado por la votación de la jornada previa. Menos de 48hs duró el relato del miedo de los inversores a Todos y una eventual presidencia de Alberto Fernández. Macri pidió disculpas y lanzó una serie de medidas para buscar un parche electoral y en el bolsillo de los argentinos.

Sin embargo, y por primera vez en los tres años y medio de la gestión presidencial, Mauricio Macri quedó en soledad. El resultado de las urnas tuvo su correlato puertas adentro y el líder del PRO no recibió apoyo de los suyos para acompañar sus medidas. Habrá que ver si algo cambia luego de que ayer el Presidente encontrara un espontáneo apoyo en la Plaza de Mayo y en los principales paseos de las grandes ciudades. Pero, por lo pronto, los intendentes buscan salvar su propia ropa y ya no siguen a pie puntillas los mandatos de Balcarce 50, además de preparar una campaña autónoma.

Es que, hasta el 12 de agosto, cada medida que fue anunciada por el gobierno nacional en pos de avanzar en políticas públicas que beneficien a la clase media o den una señal de transparencia, fue rápidamente copiada. Ocurrió con el nepotismo, con el recorte del gasto público, con la eliminación o reducción de impuestos, entre otros puntos.

Ahora, ni la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ni la Provincia, ni los intendentes siguieron los pasos de la Nación. Claro, en el entorno de María Eugenia Vidal aseguran hacer un análisis de las medidas a adoptar, pero lo cierto es que pasaron diez días y en gobernación no muestran signos de tomar un camino similar con un paquete de paliativos económicos. Una realidad es que la Provincia ya pierde 4.000 millones de pesos porque las medidas nacionales afectan la coparticipación; y no le sobran recursos como para anunciar programas que le generen más gasto, con las cuentas ya demasiado ajustadas.

En ese sentido, de los 69 distritos gobernados por Cambiemos, solamente dos realizaron algún tipo de anuncio. Uno, de estirpe macrista, el otro radical. En Junín, Pablo Petrecca, alcalde que responde a la conducción de su par de Vicente López, Jorge Macri, incrementó en un 30 por ciento los subsidios a los clubes deportivos del distrito. En tanto, en Lincoln, el radical Salvador Serenal anunció un aumento extraordinario para los trabajadores municipales sin la necesidad de abrir negociaciones con los gremios estatales. Los 67 restantes, no se hicieron eco de las medidas nacionales, y muchos no tienen cómo hacerlo.

Así, según pudo saber LaTecla.info, el tema fue de los más comentados en el grupo de Whatsapp que poseen los alcaldes. A la par que el mismo día de los anuncios (14 de agosto) fueron informados de una reunión con la gobernadora María Eugenia Vidal (que ocurrió el 21 de agosto). Al principio, los más optimistas no descartaron seguir los pasos siempre y cuando recibieran buenas noticias de la mandataria provincial. Pero no llegaron esas ansiadas novedades.


La reunión de Vidal con los intendentes de Cambiemos el pasado miércoles

Los jefes comunales apostaban a recibir un mensaje positivo como respuesta a su reclamo de percibir mayores recursos y así tener herramientas para enfrentar la crisis. No ocurrió. De esa manera, sin mayores aportes de la Provincia o de la Nación, el grupo de Whatsapp se alborotó.

“Estamos hasta las manos”, lanzó cortamente a este medio uno de los intendentes que esperaba que la canilla se abra y lleguen fondos a los municipios. “Si quisiéramos hacerlo, no podemos porque no alcanzamos a pagar a sueldos ni proveedores”, sostuvo uno de los radicales del interior. De esa manera, explicaron que desde Provincia “dicen que sí, que nos van a dar, pero hasta ahora no pasó nada, ni un gesto”.

En definitiva, desde las comunas, detallaron que la misma crisis nacional se siente en las arcas propias. No solamente la crisis económica, sino también la política. Los intendentes buscaban un gesto de conducción para salir adelante y tener respuesta a los sucesos del 11 y 12 de agosto. “Arriba están golpeados, es como si te pegó una piña Tyson y no sabes si tirarte al piso, salir corriendo o que hacer”, graficó uno de los jefes comunales que en la reunión con Vidal expresó su malestar por el resultado electoral.

La realidad que atraviesan las comunas dejó en evidencia el nuevo escenario que debe afrontar el gobierno nacional. Los que estuvieron siempre al pie del cañón para seguir los pasos de Balcarce 50, ya no lo hacen y buscan, justamente, lo contrario.



La realidad electoral y la económica

Los distritos, en general, no solamente los 69 oficialistas, presentan complicaciones en las finanzas propias y dan cuenta de la grave devaluación del 12 de agosto. Sin embargo, el escenario electoral pesa y mucho a la hora de tomar decisiones. Así lo explicaron: “Si el Presidente toma una medida, y nosotros salimos atrás con lo mismo, somos él”. Es decir, la etapa de cara a octubre pasará por diferenciarse lo más posible de los estamentos de arriba. Como sostuvo La Tecla en su última edición impresa: “Sálvese quien pueda”.

De dicho escenario da cuenta el consultor político Pablo Romá, titular de Circuitos, que en conversación con LaTecla.info subrayó: “En el contexto electoral, hay claras intenciones de separarse de Macri”. Inclusive, desde el mundo de la economía, sostienen el mismo escenario. Por caso, Hernán Letcher, titular del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) aseveró que “hay más una razón política que económica. No está clara la línea que quiere llevar adelante el Gobierno después de lo que fueron las PASO. Incluso, a pesar de que han planteado una serie de medidas fiscales, el golpe fue tan fuerte que ninguno se anima a replicar las medidas, o buscar una alternativa”.

 
COMENTARIOS
  • Genéricos